Machu Picchu desde 1915

Entre 1924 y 1928 Martín Chambi y Juan Manuel Figueroa hicieron una serie de fotografías en Machu Picchu que fueron publicadas en diferentes revistas peruanas, masificando el interés local sobre las ruinas y convirtiéndolas en un símbolo nacional [46]. Con el transcurrir de las décadas (y especialmente desde la apertura en 1948 de una vía carrozable que ascendía la cuesta de la montaña hasta las ruinas desde la estación de tren) Machu Picchu se convirtió en el principal destino turístico del Perú. Durante los dos primeros tercios del siglo XX, sin embargo, el interés por su explotación turística fue mayor que el de conservación y estudio de las ruinas, lo que no impidió que algunos investigadores notables avanzaran en resolver los misterios de Machu Picchu (destacando especialmente los trabajos de la Viking Found dirigda por Paul Fejos sobre los sitios incas del entorno de Machu Picchu y las investigaciones de Luis E. Valcárcel que identificaron por primera vez al sitio con Pachacutec). Es a partir de la década del 70 que nuevas generaciones de arqueólogos (Chávez Ballón, Lorenzo, Ramos Condori, Zapata, Sánchez, Valencia, Gibaja, Bauer), historiadores (Glave y Remy, Rowe, Angles), astrónomos (Dearborn, White), antropólogos (Reinhard, Urton), se ocupan de la investigación de las ruinas y su pasado.

El establecimiento de una Zona de Protección Ecológica en torno a las ruinas en (1981), la inclusión de Machu Picchu como integrante de la Lista del Patrimonio Mundial (1983), y la adopción de un Plan Maestro para el desarrollo sostenible de la región (2005) han sido los hitos mas importantes en el esfuerzo por conservar Machu Picchu y su entorno. Sin embargo han conspirado contra estos esfuerzos algunas malas restauraciones parciales en el pasado, incendios forestales (como el de 1997) y conflictos políticos surgidos en las poblaciones cercanas en aras de una mejor distribucion de los recursos obtenidos por el Estado en la administración de las ruinas.

Wayrañan ...der Weg des Windes !!!